Consideraciones Adicionales

Esta entretenida actividad termina hoy, pero en realidad podría no terminar nunca. Podríamos haber ido perfilando más en fino cada una de las Terapias comentadas, pero la duración estimada de una hora diaria dedicada a esta actividad no permitía mayor profundidad.

A su vez, existía la posibilidad de desarrollar las que hemos incluido en Otras Terapias con la Letra del Día, pero esto tampoco tendría fin y seguiría dejándonos añadir otras más y más y más sin cesar. Cuando hubiésemos terminado con todo el diccionario de la lengua española podríamos extendernos a otros idiomas, nombres, palabras inventadas, etc.

En resumidas cuentas, el límite impuesto de 27 Terapias, una por cada una de las letras simples del alfabeto usado en castellano, es arbitraria y sólo tenía que ver con el hecho fascinante, por otro lado, de que el 27 sea un número 3 elevado a 3, es decir, que tenga algo mistérico-divino que podríamos relacionar con la Trinidad.

También, 27 puede ser entendido como una estructura cúbica o tridimensional que remita a poemas de varias dimensiones. Al estar realizado a lo largo del tiempo, este trabajo adquiere carecterísticas performativas y/o conceptuales que seguramente no pasan desapercibidas para un lector cultivado en tales materias.

Hemos despreciado las letras Ch y Ll puesto que se componen de dos caracteres independientes y, por decisión caprichosa, han quedado fuera de nuestra lista de Terapias.

Se ha elegido Febrero por la mera razón de que su número de días es el más próximo al número de letras del alfabeto, conservándonos un día extra para estas consideraciones adicionales que, así, cierran el proyecto.

Giusseppe Domínguez
Madrid, 28 de febrero de 2009

ZurdoTerapia

Dada la proporción minúscula de Zurdos o personas que tienen tendencia natural a utilizar preferentemente la mano o el pie izquierdo y, en general, la parte izquierda de su cuerpo, que no alcanza ni el 12% de la población mundial, se denomina ZurdoTerapia no sólo a la utilización Terapeútica del lado Izquierdo del cuerpo, sino en general a cualquier comportamiento inhabitual físico que pueda ser identificado como Terapia.

Disponer de la posibilidad natural de la Zurdera, genera una necesidad de desarrollar la Destreza poco común entre quienes tienen la Diestra desarrollada de manera natural. Esta capacidad, transportada a otro aspecto de nuestro cuerpo, lleva a cabo una labor de perfeccionamiento o mejora en nuestras habilidades motrices básicas muy recomendable.

Es decir, conviene re-observarse (puede hacerse mediante la combinación de esta Terapia con la YoTerapia, recientemente comentada), aprendiendo a encontrar aquellas cualidades que confieren al paciente una naturaleza especial, digamos, minoritaria, que le haga padecer ciertas dificultades en el cotidiano.

De esta observancia, surgen dos fuentes de beneficios inagotables:

En primer lugar, el sujeto, asumiéndose en su extrañeza, descubre que lo extraño no es agresivo y avanza de este modo en un entendimiento de la otredad muy difícil de conseguir. Profundizando en ello, un sujeto que practica la ZurdoTerapia de esta forma logra un alto grado de tolerancia para con sus semejantes y mejora las relaciones interpersonales, así como una mayor aceptación de sí mismo con las mejoras derivadas del aumento de autoestima.

En segundo lugar, el sujeto paciente desarrolla aquellas capacidades que la norma ha dictado como recomendadas, pero con el espíritu crítico capaz de discernir la arbitrariedad del criterio humano.

Un último factor benéfico es la modificación en la perspectiva que, generalizadamente, conlleva una expansión de la conciencia corporal e intelectual. El cambio de punto de vista también ha mostrado su utilidad como investigador avezado del entorno del paciente y así, puede detectar antes que sin esta facilidad los males acechantes, manifestando la ZurdoTerapia en esta dimensión su utilidad preventiva.

Dosis: Utilizar alguna parte del cuerpo que habitualmente no usemos, especialmente si nos saca de comportamientos extraordinariamente comunes o, dicho groseramente, del montón, al menos dos veces al día.

Esta Terapia puede ser perfectamente compaginada con Terapias sensuales, como la SexoTerapia, AbrazoTerapia o la PielTerapia, dejándose sorprender por la inesperada actividad del sector contrario del cerebro y/o del cuerpo al usado más frecuentemente.

SobreDosis: No se han presentado síntomas de sobredosis, pero en culturas cuya cerrazón se define como excesivamente Diestra, su uso está penalizado y puede ser, por tanto, peligroso, ser, de cualquier modo, diferente.

Otras terapias con la letra Z, podrían haber sido:
ZapatoTerapia (modalidad específica de una ConsumoTerapia para usar en los pies), ZigZagTerapia (consistente en oscilar de una cuestión a otra, siendo este errar tan divertido como se desee, no alcanzando el objetivo salvo en caso de extrema necesidad y disfrutando, de esta manera, del camino más que del destino), ZaratustraTerapia (Nietzcheana Terapia que da lugar a una superación de nuestra humanidad vigente llevándonos a un estadío de humanidad superior en el que las divinidades y otras mitologías no serán necesarias para establecer una moral), ZetaTerapia (última de todas las Terapias. Aplicándose únicamente tras una sobredosis de NadaTerapia), ZeroTerapia (sinónimo de la NadaTerapia, pero con connotaciones más numerológicas), ZurriagazoTerapia (consistente en sacudir un fuerte golpe violento para descargar adrenalina cuando se hayan alcanzado niveles insostenibles en el organismo. Combinar necesariamente con la Buen-HumorTerapia para que no degenere en altercados peligrosos) y otras que podríamos Zurcir entrelazándolas con estas.

YoTerapia

Consistente en utlizarme a mí mismo para curarme, es un tipo de Terapia que, a veces, recibe el calificativo de Socrática. La identidad del paciente entra en juego para autosanarse mediante un ejercicio previo de autoexploración y conocimiento reflexivo. Una vez alcanzado un cierto grado de conciencia del Yo, puede comenzarse el Tratamiento del Yo como si fuese de un Tú.

Yollar como práctica Terapeútica tiene antecendentes remotos, pero lo reivindicó como actividad realizable, desde la poesía, Oliverio Girondo, con su famoso poema Yolleo. En él se sientan las bases de esta Terapia que parte del individuo sólo solo que yollea incansable hasta recuperar su lugar en el mundo y, así, reconstruirse en caso de deterioro.

Tiene aplicaciones principalmente en el ámbito de lo mental y/o espiritual, pero al mismio tiempo, combinado con otras prácticas menos reflexivas, puede también ser de utilidad en la salud física. Por ejemplo: alimentarse de uno mismo, al tiempo que adelgaza consigue una extremada compatibilidad con el objeto engullido. Llevado al extremo, obviamente, desemboca en una gran eclosión de detrito en lo que acabamos convertidos.

Practicar la YoTerapia en grupo la convierte, si el grupo está realmente cohesionado, en la NosotrosTerapia que produce una fuerte sensación de pertenencia tribal así como potencia las relaciones interpersonales.

No es en absoluto incompatible, como algunos pacientes pueden creer erróneamente, con la TúTerapia ni la Él o EllaTerapia, pues, si bien no se pueden practicar simultáneamente, sí es muy recomendable su uso conjunto para no perder la perspectiva ni caer en abusos nefastos derivados de su consumo incontrolado.

Su efecto secundario más evidente es el Ombliguismo o caída de la realidad para habitar un lugar donde el Ego (pseudónimo psicoanalítico del Yo) se olvida del Otro o, incluso, del Tú, conllevando ciertas rupturas de conexiones y tendencia a la animadversión mutua.

Dosis: Ya sea mediante reflexión o autocontemplación especular, ser Yo y autoafirmarse en la diferencia, respetando, en la medida de lo posible, las diferencias alternas. Realizar este ejercicio al menos una vez al día, preferiblemente por las mañanas, recién levantados, para ayudar al mismo tiempo a escapar de estados somnolientos en los que aún podamos estar poco EgoCentrados.

SobreDosis: El abuso de la YoTerapia va inevitablemente unido a las consecuencias del aislamiento provocado por los excesos de la introvesión o la extroversión, pues en ambos casos el Ego (Yo) es quien quiere verterse en una u otra dirección.

Algunas manifestaciones colaterales son el Narcisismo y el Egocentrismo desmedido que provocan vértigo ante la Otredad e inhabilitan para la convivencia en entornos sociales sanos.

Otras terapias con la letra Y, podrían haber sido:
YogaTerapia (Terapia derivada del uso de la doctrina tradicional hinduista sin atender en demasía a sus aspectos más religiosos y haciendo hincapié en los superficiales que pueden llever a aumentar la flexibilidad, la calma, etc, pero que mal dirigidos provocan fanatismos banales descontextualizados), YankiTerapia (consistente en visitar un estado de la mitad norte de USA para deshacerse de algún prejuicio habitual entre los europeos o para crearse algún otro no existente), YermaTerapia (Terapia Lorquiana consistente en dejar de hacer hasta caer. Próxima a la NadaTerapia), YamboTerapia (forma grecolatina de la PoesíaTerapia), YaTerapia (hacer las tareas con prontitud, con fines exclusivamente terapeúticos), YinYangTerapia (Terapia dual de opuestos con origen confucionista de especial importancia en el Taoísmo aplicable mediante la utlización del I Ching) Y así hasta no parar.

XTerapia

Terapia incógnita, mistérica, telúrica.
Terapia algebraica, extraordinaria, ignota.
Terapia insondable, irreverente, infinita.
Terapia real o imaginaria.
Terapia ciega, muda, sorda, loca.
Terapia que fue, que nunca ha sido, que será que no es, que sí, que siempre ha sido.
Terapia contradicción, constricta y consabida.
Terapia de rayos: Terapia diagnóstica, agnóstica y gnóstica.
Terapia de xilos: Terapia de madera, de instrumentos, de grafías.
Terapia de xeris: Terapia impresa, represa y sorpresa.
Terapia sexual, nunca sensual. Explícita.
Terapia de volcanes, de naturalezas desbocadas y perversas.
Terapia del pasado, del futuro, de la muerte, de la vida.
Terapia del tesoro en mitad de un mapa hecho de piel.
Terapia Materialista-Dialéctica: Terapia MarXista-Leninista.
Terapia matemática, del cálculo sumerio.
Terapia incremental, geométrica, serial.
Terapia triste.
Terapia expresiva y expansiva. Ex-Terapia: Lo que fue Terapeútico y ahora no lo es.

No aplicar.
Aplicar siempre y
en todo lugar.

Terapia irreversible, cruzada, mágica.
Terapia divertida y vertida sobre todo, sobre nada.
Terapia telegráfica, telemática, telepática y telequinésica.
Terapia incognoscible, indescifrable, inexpugnable.
Terapia elevada como un torreón medieval, sobre las olas.
Terapia cristiana, martir o de San Andrés.
Terapia de la equis, que no de los equinos.
Terapia de aquel que siente ser, en parte, reservado, oscuro, introvertido.
Terapia de aquel que siente ser, en parte, radical, excesivo, soberano.
Terapia de aquel que siente ser, en parte, desconocido, recóndito, secreto.
Terapia de aquel que siente ser, en parte, ser y tiempo.

Para finalizar,
XTerapia.

WindowsTerapia

Terapia basada en Ventanas con infinidad de versiones que, en ocasiones, son incompatibles entre sí. Hay que tener en cuenta que, a pesar de su sencillez aparente, resulta aparatosa y difícil de modificar o adaptar a las necesidades de cada sujeto.

Consistente en la apertura de Ventanas en el entorno del paciente, que pueden minimizarse si quieren apartarse de la vista, restaurarse y moverse a voluntad y maximizarse si se encuentra en una situación de necesitar mayor superficie de relación visual con su habitat.

Windows es una marca registrada de la MicroSoft Corporation, propiedad de Bill Gates, que pretende ocupar también el ámbito de lo terapeútico de manera monopolística, incluyendo con su WindowsTerapia una serie de herramientas de manejo intuitivo siempre que se acostumbre a usar esa y sólo esa Terapia sin aprender ninguna otra.

La WindowsTerapia, lejos de lo que pueda parecer en primera instancia, no es sólo tecnológica sino que se extiende a otros ámbitos de la salud, según sean situadas las Ventanas en cuestión. Así, si esas Ventanas se ubican en la región abdominal, se trata de una Cirugía en toda regla, mientras que si están ubicadas en el alma, estamos hablando de un tratamiento espiritual que conlleva ciertas aperturas de miras a otras religiones en las que, puede, el alma tiene un significado completamente diferente.

Lo importante, de este modo, es sobre todo el hecho de abrir o cerrar para ventilar el contenido. Si se trata de Ventanas muy pequeñas en la piel, a veces se llama PoroTerapia.

La WindowsTerapia inicialmente se pensó para sujetos compatibles pero ha resultado ser todo lo contrario, de modo que sólo es compatible con quien lo es con ella. Es decir, se ha convertido en una Terapia Tiránica que crea adicción sin aportar beneficios dignos de mención específicos que no se puedan alcanzar mediante el empleo de otra de las muchas Terapias comentadas hasta ahora.

Esto no acaba de explicar el éxito en el mercado de la misma, muy vinculada a la ConsumoTerapia, por otro lado, cuando se conoce de las posibles OpenTerapias o GratisTerapias. La única explicación dada hasta ahora apunta al hecho de que la imagen de marca de la Terapia ha logrado convencer de la falacia de su sencillez de uso y de su disponibilidad permanente en todo momento y lugar.

Efectos secundarios: Usar la WindowsTerapia conlleva caer en una espiral de piratería Terapeútica de la que sentirnos culpables con el consiguiente desasosiego inducido, que puede acarrear incluso la supresión del derecho a su uso, especialmente cuando se ha ganado un substancial grado de dependencia por parte del paciente.

Dosis: No es una Terapia muy recomendable, pero si se utiliza por debajo de un umbral de dos o tres veces por semana, suele mejorar la aparente sensación de conocimientos por parte del paciente, lo que mejora la autoestima, siempre y cuando no se quiera profundizar en esa sensación más allá de los meramente superficial.

SobreDosis: El fuerte caracter exclusivista de esta Terapia hace que, una vez comenzado su tratamiento, no podamos prescindir de ella, al mismo tiempo que impide prácticamente su utilización combinada con otras Terapias. Usada en demasía produce fuertes dependencias, lo que lleva a una inevitable subscripción de por vida a las obras completas de Gates. Esclavitud, angustia existencial, desesperación, crispación, odio, deseos de aniquilar a la raza humana y otras minucias semejantes.

Otras terapias con la letra W, podrían haber sido:
WhiskyTerapia (Terapia Alcohólico-Escocesa con bien sabidos efectos secundarios que busca la capacidad de desarrollo del olvido por parte del paciente mediante la ingesta de ese maloliente líquido), WhitmanTerapia (tumbarse sobre hojas de hierba para recitar poesía como medio de reposar la mente y el cuerpo. Practicada durante la edad adolescente o durante la estancia en universidades induce a la SexoTerapia con frecuencia), WebTerapia (consistente en salvarse mediente la huida a un mundo virtual y telemático en el que intentar no reproducir los hábitos dañinos que repercuten en mi salud hambiental de mi entorno carnal) y otras del género Western, etc.

VirtudTerapia

Practicar la Virtud, en su infinidad de acepciones, es algo muy similar a la KarmaTerapia pero con un origen más occidental y que, debido a ello, está muy impregnada de las religiones que han influido en occidente.

Las tres religiones monoteístas, Judaísmo, Cristianismo e Islamismo, han hecho de la Virtud su herramienta de sanación básica. Ser bueno para conseguir lo bueno. No siempre en esta vida, lamentablemente, pero tampoco en este mundo. Es decir, que sólo aquellos que sean creyentes exitosos se beneficiarán de esta Terapia.

No obstante, si consideramos las acepciones más filosóficas de la VirtudTerapia, cabría decir que no es posible no hacerla salvo eligiendo mal y nos llevaría a debates que vienen desarrollándose en torno al libre albedrío desde hace varios siglos sin que se haya encontrado una respuesta cerrada y consensuada satisfactoria.

Esto hace que entre las distintas facciones, que defienden las maneras de alcanzar esta Virtud o practicarla, ha habido poco virtuosas y cruentas guerras de aniquilación de la especie humana, lo que podríamos considerar un insignificante efecto secundario si es que estamos dentro de la tendencia ganadora y una contraindicación si el sujeto paciente está o pertenece a la corriente perdedora de la confrontación bélica.

La Virtud a practicar ha de ser una de las siete siguientes: Fe, Esperanza y Caridad (las tres más religiosas) y Prudencia, Fortaleza, Justicia y Templanza (más laicas). Cualquiera de ellas tiene su posología independiente y sus efectos secundarios correspondientes, pero trataremos de resaltar los aspectos generales que sean comunes a la práctica de la Virtud, independientemente del tipo que sea.

Efectos secundarios: Practicar la Virtud como Terapia nos aparta del hecho de practicar la Virtud en sí, sin ninguna otra finalidad que la de nuestra salvación. Es decir, nos lleva a actuaciones que, en alguna medida, son egoístas por egocentristas.

Dosis: Las Virtudes religiosas sólo han de ser practicadas de acuerdo a las creencias específicas del sujeto. Estas no aplican si el paciente tiene una clara animadversión hacia lo que sea religioso y puede, incluso, provocar urticaria espiritual.

La posología recomendada de la Virtud laica, oscila entre un par de veces al día y cientos de veces, siempre y cuando se realicen con la única intención de sanarse.

La sobredosis o el abuso de la VirtudTerapia desemboca en fanatismos absurdos y violentos que exluyen cualquier otra Terapia, incluso, llegando a negarse a sí misma como tal, de manera que suele degenerar en graves infecciones sociales, lacras para la especie humana, desarrollo de discursos agresivos y holocaustos de diversos tipos.

Otras terapias con la letra V, podrían haber sido:
VinoTerapia (consumir Uva fermentada y procesada con sabiduria para logar ciertos fluidos deliciosos es la Terapia más recomendable para desarrollar el Olvido, cuando existen males demostrados en la Memoria. Tener en cuenta que su efecto no es prolongado y que conviene reforzarla con otras Terapias de efectos más permanentes), VidaTerapia (necesaria para la existencia. Practicar la Vida de manera activa. Contrastar con la NadaTerapia), VersosTerapia (sinónimo de la PoesíaTerapia), ValorTerapia (consistente en lanzarse al mundo a cambiar todo aquello que creamos que no es posible hasta lograr hacerlo posible. Podría también llamarse UtopíaTerapia, pero al realizarla dejaría de ser Utopía), VueloTerapia (intentar volar para alcanzar cimas más altas de las que se suelen poseer. Es muy recomendable para practicar con la mente y elevarla por encima de sus habituales senderos trillados) y otras Veinte o treinta más.

UniversoTerapia

El Universo, debido a sus caudales insondables de Energía acumulada o manifestada en forma de Materia, posee infinidad de potencialidad curativa. Su utilización suele restringirse a la contemplativa, absorbiendo, tan sólo, las imágenes que brinda y, gracias a ellas, enriqueciendo la retina y la imaginación. Extender su usanza a cualquier otro órgano sensorial tan sólo depende de nuestro interés y podemos, de este modo sencillo, usarlo hasta por los codos (literalmente).

Podríamos utilizar la UniversoTerapia en conjunción parcial con la NadaTerapia y sería una buena manera de pasar un domingo, por ejemplo, como hoy. Esta sana conjunción, que bien cabe llamar astral, conduce a estados menos excitados del ser humano, más acordes con situaciones que requieran gran calma interior y que pueden alcanzarse, por tanto, en cualquier punto del Universo.

Universo como verso único, también puede ser de utilidad terapeútica y conllevar una lectura de la poesía breve, concisa, carente de aburrimientos habituales, pero al mismo tiempo sin las posibilidades rítmicas o de letanía que tanto bien acarrean, y que podrían estar formando parte de la PoesíaTerapia.

El Universo, incluso absorbiendo en un acto de reciprocidad generosa nuestros males, nuestros detritos y otras inmundicias expulsadas con saña contra él, no deja de estar en un estado de permamente disponibilidad, gratuidad e infinitud ubicua por lo que, en ocasiones se le ha denominado “el todo”.

Dosis: Contemplar o gozar de la presencia del Universo al menos una vez al día durante un periodo no inferior a cinco minutos. Para tratamientos de choque, puede aumentarse la dosis sin ningún problema hasta cantidades de tiempo superiores a las 18 horas continuadas. Puede practicarse solo o en compañía. De esta última manera no se experimenta la U-niversoTerapia ni más ni mejor, pero si la compañía agrada, se agradece, sobre todo, por motivos etimológicos.

SobreDosis: La mayoría de los seres vivos vivimos en un estado de continuada sobredosis de UniversoTerapia sin que se hayan dado casos de desintoxicación. La consecuencia inevitable es la muerte, pero tras una vida sana y placentera de adicción Universal.

Otras terapias con la letra U, podrían haber sido:
UFOTerapia (consistente en la búsqueda de vida extraterrestre hasta que, encontrada, nos salve mediante una conveniente abducción. Existen riesgos de fraudes demostrados en su aplicación), ÚnicoTerapia (considerarse Único aumenta el Ego y puede producir mareos, no obstante, su utilización de manera controlada beneficia nuestra autoestima y ayuda a sentir las diferencias como algo enriquecedor), UvasTerapia (practicada socialmente cada 31 de diciembre en la región planetaria conocida como España. Dosis: 12 en 12 segundos. Utilidad: Ninguna. Sentido: Absurdo Tradicionalismo), UltraTerapia (llevar las cosas a extremos radicales puede ser beneficioso para aclarar las posibles confusiones, pero entraña infinidad de peligros derivados de los abundantes efectos secundarios y de la amenaza de su abuso) y otras U otros tratamientos.

TangoTerapia

Utilizar los beneficios de la práctica continuada del Tango, especialmente asistiendo a clases con alguien que los haga ver (referencia poco velada a Carmen de la Rosa), es una de las más curativas Terapias conocidas en lo relativo a correcciones posturales, elevacion de la conciencia corporal, aumento de la sensibilidad física y emocional, incluso, cabría decir que aumento de altura y reducción de tallas en la región abdominal.

El Tango, en concreto la variedad denominada Argentino, consiste en un baile de pareja en el que ambos roles (el que dirige y quien acepta la propuesta del primero) están entrelazados con un abrazo que aporta a uno y otro una preparación anatómica combinada en la que mejora la coordinación, verticaliza la columna vertebral, paralela a lo que en Tango se suele denominar eje, y agudiza la escucha.

De hecho, la TangoTerapia ha de ser aplicada siempre en conjunción con la AbrazoTerapia, la PielTerapia y, sobre todo, la EscuchaTerapia, sin las que no es posible acercarse a ella. Obviamente, muchos de los efectos secundarios de las Terapias mencionadas también van a presentarse en la administración de la TangoTerapia.

Por otro lado, la TangoTerapia puede ser una forma de combinar de manera natural estas Terapias y obtener gran parte de los beneficios de las mismas, aunque cayendo, no obstante, en ciertas rutinas derivadas del dos por cuatro más o menos repetitivas y que pueden resultar aburridas pasados varios compases.

Para aplicar con eficacia esta Terapia, es preciso armarse de valor y paciencia, puesto que al principio de su uso supone una acumulación de molestias cuyo efecto es necesario paliar mediante el empleo de Terapias paralelas, como la Buen-HumorTerapia, por ejemplo. La TangoTerapia tiene unos resultados sólo apreciables a largo plazo y es por ello que se recomienda mantener la disciplina en el manejo de la misma durante un periodo prolongado.

Contraindicaciones: Pacientes impacientes abstenerse. Es sobradamente conocida la interacción altamente negativa de ciertos tipos de DrogaTerapia o la CañaTerapia sobre la TangoTerapia pues disminuyen las capacidades motriles básicas necesarias, como los reflejos o el autocontrol del equilibrio.

Como efecto secundario más conocido, indicar que, aunque mejore el aspecto exterior del sujeto, con las ventajas procedentes de incrementar la autoestima, suele acarrear una tendencia al consumo desmedido. Intentar sugerir que tal consumo también es una práctica terapeútica complementaria es tan sólo negar una adicción en la que suelen caer grandes practicantes de la TangoTerapia. Comenzar a asumir este peligro disminuye los riesgos de ruina económica derivados del ejercicio continuado de la misma.

Dosis: La TangoTerapia, administrada por vía auditiva, sirve como complemento a la TangoTerapia danzada y puede consumirse de manera tópica y continuada, oyendo varios Tangos diariamente en cualquier lugar y momento, siempre que se tenga en cuenta cuál es ese lugar y momento para que los Tangos sean acordes con tales circunstancias. Aplicarla de modo completo; es decir, mediante Clases, debe hacerse al menos una hora por semana durante un periodo no inferior a un año.

SobreDosis: Cuando la TangoTerapia es usada en demasía, se tiende al abandono de la realidad circundante, a incrementos de gastos colaterales como los derivados de viajes a encuentros internacionales, entradas en locales de dudosa reputación, adquisición de vestuario estipulado, visitas a Buenos Aires y, en el más extremo de los casos de abuso lleva a la falta de sueño, el agotamiento muscular y neurológico, presenta síntomas de decaimiento y dependencia adictiva irreversible.

Otras terapias con la letra T, podrían haber sido:
TangaTerapia (fonéticamente similar, esta Terapia consiste en vestir con prendas de ropa interior mínimas para estimular la actividad sexual. Es un buen complemento de la SexoTerapia recién comentada), TrabajoTerapia (de acuerdo a la inexplicale afirmación “El trabajo es salud”, y su réplica: “Que trabajen los enfermos”, se convierte, de este modo, el Trabajo en una herramienta curativa. Habría que indicar que siempre y cuando el Trabajo no provoque la muerte del paciente o la aniquilación de su existencia), TiempoTerapia (darse Tiempo. Similar a la NadaTerapia pero de aplicación menos ortodoxa), TierraTerapia (recoger la energía procedente del interior del planeta y canalizarla a través de ejercicios que requieren el contacto directo con la superficie de la Tierra para enraizarse y sentirse más de un lugar que de cualquier sitio: muy recomendada para quien anda perdido) y otros Tipos de Tratamiento posibles.

SexoTerapia

Que el Sexo se puede usar de manera curativa es algo tan viejo como el hombre, en su acepción más universal. Cura prácticamente de todo mal, pues altera tanto las componentes físicas y químicas del cuerpo humano como las afectivas, emotivas e, incluso, las intelectuales.

La SexoTerapia consiste en la práctica de algún tipo de ejercicio Sexual, individualmente, en pareja o grupos más numerosos, depositando la intención no tanto en el mero placer producido por la misma (que conduciría a una Terapia derivada de la búsqueda de un hedonismo complaciente) sino apoyada en las modificaciones de la situación del paciente que acarreen una mejoría de algún trastorno.

La SexoTerapia individual, también conocida como OnanismoTerapia, en honor a Onan (segundo hijo de Judá, Génesis 38, 1-30), ha de ser practicada mediante la combinación con la PielTerapia en la mayoría de los casos, y pocas veces funciona bien en conjunción con la IdeaTerapia, pues la sensualidad de la primera es aniquilada por los componentes fríos de esta última.

Esta Terapia, aplicada de manera coordinada con otros sujetos, implica, para su correcta utilización, la aceptación de las partes de unas premisas básicas comunes dentro de las cuales se muevan con total libertad de acción todos los interesados. La primera de ellas y que siempre ha de estar contemplada es la aceptación voluntaria de la administración de la Terapia. Es decir, siempre que la SexoTerapia sea utilizada, todos y cada uno de los pacientes deben someterse a la QuererTerapia como paso previo. Otras condiciones pueden ser acordadas por el colectivo atendiendo a diversidad de intereses en cuanto a las preferencias Sexuales se refiera.

Según estas preferencias, podría estudiarse la SexoTerapia como sectorial, pero sería una visión limitada y con enorme tendencia al anquilosamiento en su praxis, así como una reducción de posibilidades derivadas de las fusiones de las mismas que dan lugar a un universo de nuevas experiencias.

Derivado del párrafo anterior, podemos concluir que la sorpresa y la espontaneidad son actitudes y consecuencias simlutáneamente estimuladas y requeridas a la hora de ejercitar la SexoTerapia.

Como se puede deducir, la SexoTerapia no sólo se limita a la gestión de entrada y salida de protuberancias en orificios, ni tiene relación alguna, fuera de la casual, con la procreación como antaño se mantenía, sino que, próxima a las fases más alentadas de la PielTerapia, se sirve de cualquier porción del cuerpo de los sujetos que participan de la misma para alcanzar su objetivo bienhechor sin ningún otro propósito que el de lograr la curación del paciente.

Apoyar la SexoTerapia con cualquier otra Terapia (salvo contadas excepciones) redunda en un efecto más pronunciado y, en muchas ocasiones, más satisfactorio para todas las partes implicadas. Así, por ejemplo, se ha comprobado su buen resultado en combinación con la buen-HumorTerapia, la EscuchaTerapia, la BesoTerapia, etc.

Combinarla con la ConsumoTerapia lleva a prácticas poco legisladas y sobre las que cabría llevar a cabo un estudio en mayor profundidad.

Dosis: Terapia que conviene practicar al menos una vez al día. Su utilización no Terapeútica no incide ni positiva ni negativamente en el efecto de la Terapia. Para su administración, recurrir preferentemente a ubicaciones de cierto grado de intimidad para evitar problemas derivados de la escasa aceptación, dentro de los protocolos de comportamiento social promedio, de su manifestación pública.

SobreDosis: Debido al consumo energético que requiere, el abuso de esta Terapia puede llevar al desfallecimiento y a caída en estados de reposo prolongado requerido. Causa fuerte dependencia y un enorme y muy desasosegante síndrome de abstinencia.

Otras terapias con la letra S, podrían haber sido:
SoledadTerapia (mantenerse en Soledad durante ciertos periodos temporales produce calma en los sujetos tratados, pero puede desembocar, en caso de abuso, en trastornos de la conducta, estrés, angustia y tendencias al autoaniquilamiento), SobrasadaTerapia (Terapia de tipo ConsumoTerapia Gastronómica sabrosa y extendida en las Islas Baleares), SístoleTerapia (Terapia involuntaria que, combinada con la DiástoleTerapia, nos mantiene con vida), SilbidoTerapia (consistente en ir Silbando por la calle para alegrar a los seres humanos que se nos crucen consiguiendo un mejor ambiente en nuestro hábitat que repercute en nuestra salud positivamente), Salsa y/o SambaTerapias (similares a la TangoTerapia que comentaremos mañana, pero más animadas y con tendencia a la fiesta desenfadada), SueloTerapia (consistente en dejarse caer al soporte que tengamos bajo los pies y observar, desde este nuevo lugar, nuestro entorno hasta apreciar aquello que, habitualmente, no vemos) y otras hasta un Sinfín de ellas.

RompeTerapia

Consistente en Romper objetos de distinta naturaleza que tengamos alrededor y que nos estorben de alguna manera, esta Terapia aparentemente destructiva sería más apropiado considerarla reconstructiva.

Fijando la atención sobre alguna cosa que esté molestándonos, agarrarla con cuidado pero firmemente, asegurándose de que la Rotura va a ser intencionada y no casual, lanzarla contra una superficie más resistente o atizarle un martillazo o golpe con otro objeto contundente preferiblemente no afilado, sino romo.

La RompeTerapia ha demostrado su eficacia ante problemas derivados de la mala influencia ambiental que generan los objetos, cuando están cargados de energía negativa o mal karma (consultar la KarmaTerapia, Feng-Shui), en nuestro cotidiano y que pueden hacer nuestra vida un proceso insufrible y doloroso, que requiere un restablecimiento desde los cimientos de la misma.

Si bien es obvia su relación de dependencia mutua con la ObjetoTerapia comentada anteriormente, hay que observar que ambas a un tiempo se refuerzan y se contrarrestan, en función de la ascendencia que los objetos tengan ante el paciente y que, como comentamos, puede y suele variar a lo largo del tiempo. Es decir, un objeto que hoy es deseable mañana es indeseable.

Otra consideración importante es que la RompeTerapia debe también ser empleada para cortar lazos de unión con aquellos elementos circunstanciales que tengan al paciente en una situación de desasosiego, angustia o incomodidad de cualquier tipo, como pueden ser los contratos laborales o mercantiles de diversa naturaleza.

De la misma manera, usaríamos la RompeTerapia para descomponer todos aquellos contratos humanos como matrimonios, paternidades, maternidades y otros vínculos familiares o con diferentes seres humanos menos próximos en el árbol genealógico como amigos y/o conocidos con quienes, por la razón que sea, ya no queremos seguir teniendo contacto o el que actualmente tenemos no resulta satisfactorio y no tiene visos de resolverse en una dirección positiva.

Dosis: Utilizar la RompeTerapia siempre que sea necesaria, pero no en casos en los que no lo sea. Puede producir efectos dañinos si se usa sin precaución. No mezclar con la ConsumoTerapia puesto que su combinación puede llevar a una espiral de adquisiciones convulsivas que no llenarán el vacío que, muy probablemente, habría que llenar mediante la utlización de una Terapia más positiva, como la ObjetoTerapia o alguna de las afectivas (AbrazoTerapia, BesoTerapia).

No dejar al alcance de los niños. Tratar de pensar en alternativas terapeúticas antes de usarla. La IdeaTerapia puede ser una buena práctica antes de emplear eseta Terapia.

SobreDosis: Anacoretismo agudo. Su práctica continuada o desconsiderada puede conducir a cuadros sintomáticos similares a los que presenta el abuso de la NadaTerapia. El extremo de la RompeTerapia es si se aplica de manera reflexiva, que suele ser la última fase de la utilización desmedida de la misma, hasta que el sujeto paciente se Rompe a sí mismo, a consecuencia de lo cual fallece y desaparece.

Otras terapias con la letra R, podrían haber sido:
RíoTerapia (arrojarse a un Río para dejar que las aguas purifiquen nuestro cuerpo y/o alma. Muy practicada en el Ganges y otros arroyos del Indostán), RisaTerapia (consistente en reírse de todo para que los músculos que esta actividad dinamiza entren en funcionamiento y activen nuestro sistema nervioso alejándolo de situaciones hostiles. Última fase de la buen-HumorTerapia), RacimodeuvasTerapia (Terapia muy extendida entre los patricios de la antigua Roma, consistente en dejarse caer sobre una superficie acolchada y deglutir sabrosos manjares acompañados de Racimosdeuvas que alguien de extremada belleza nos provee con sensualidad), RayoTerapia (consistene en esperar que nos golpee un Rayo durante el tiempo necesario para que el mal que está siendo tratado se evapore por sí mismo. Un referente interesante es el artista Walter De María), RaroTerapia (actuar de manera inusual para provocar en nuestro entorno una alteración en la mirada que se tiene de nosotros y, de este modo, aumentar la sensación de libertad) y otras más o menos Ridículas.

Página siguiente »