Acumule

Trabajos varios
sobre la mesa gris
se me acumulan

Tazas

Al fondo Netflix.
En la tetera altiva
una calavera.

El nuevo libro

El nuevo libro
espera sobre la mesa
publicación.

La cucharilla

La cucharilla
no osa reflejar
concavidades.

Haiku de 17 sílabas tónicas (5-7-5) rompiendo la sinalefa del segundo verso, lo que otorga a la lectura algo similar a la pausa necesaria en el haiku conocida como Kireji (切れ字), sin serlo, no obstante.

Excepcionalmente un haiku puede tener entre 16 y 23 moras, en cuyo caso se denomina hachô (haiku de metro roto.

Podríamos añadir que le faltan otros de los elementos formales que hacen que un haiku sea un haiku, pero quizá el exceso de exigencias paralizaría la creación. Afortunadamente, también podemos hacer lo que nos dé la real gana y punto. A riesgo de que algún ortodoxo no nos considere Haijin… lo que, por otra parte, es intrascendente.

Aceite insumiso

Contra las rejas
el aceite insumiso
pasa las horas.

Texturas: Servilleta vs Madera

Sobre la tabla
la servilleta triste
rompe el silencio.

PROYECTO: 0021 – Mata la Lana

Título: Mata la Lana

Idea original
Diana Córdoba

Haiku
Alejandro Gallego

Costura del Haiku
Virginia García
Diana Córdoba

Audio
Alejandro Gallego
Tanja Ulbrich

Edición vídeo
Giusseppe Domínguez

Cabecera y Títulos de Crédito
Alejandro Gallego

Imágenes de Portada y Cierre
Tanja Ulbrich

Una Producción de

Laboratorio de Poesía Experimental
Asociación Cultural Clave 53

Todos los izquierdos reservados

La cucharilla
sobre la taza rompe
visiones torpes.

Giusseppe Domínguez, 2017.
Todos los izquierdos reservados.

Hay algo que me parece ridículo en la reivindicación de “derechos” de autor, pero no es ni más ni menos que consecuencia de la ridiculez de intentar ponerle “precio” a un poema. Supongo que son cosas del capitalismo, ese pequeño monstruo sin cabeza o de 10.000 cabezas que domina nuestra forma de pensar.

Última copa

última copa
sobre el manto dorado
llora penumbras

Cuestión: aunque el poema carece de una palabra evidente que referencie a la estación del año (kigo (季語)), sin embargo, el vino en copa, en mi caso, y el manto y lo dorado, así como la nocturnidad, dotan al mismo de una referencia a la estación otoñal que en algún momento aterrizará en Madrid.

Mirando el dedo

Ante la foto
la sangre de mi dedo
se vuelve roja.

Página siguiente »