Maestro, tengo un problema.

13051756_1177887698910350_6683792543878684714_n

Está claro que el mensajito tontuno abunda en las redes sociales (este u otro), pero que nadie se pare a pensarlos, a leerlos con profundidad, me parece algo inadecuado.

Más allá de que nunca me ha caído bien el Jodorowsky y su oportunismo marquetiniano, su chamanismo de andar por casa y su literatura de autoayuda que, eso sí, nunca es barata… me paro a leer línea a línea:

Maestro (ya empezamos mal), tengo un problema (¿problema? ¿uno? ¿tengo?) con mi hijo (…):

Ni quienes damos clases deberíamos ser llamados maestros, pues implica cierta posición de poder (maestro=master, amo), ni se puede suponer que los problemas “se tengan”, ni mucho menos que quien lo tiene sea el padre, pues quien verdaderamente lo tendría (supuesto que se pudiera) sería el hijo, ni está claro que sea sólo uno (y no trino ;-)), un único “problema”.

Con esto, que no es más que el comienzo del primer párrafo, ya he pasado unos segundos pensando… y algunos más comentándolo en este estúpido diario solitario.

No sigo palabra por palabra, pero mi mente sigue haciéndolo (notas, colegio, alta calificación…).

Este primer párrafo, inmediatamente, lo invierto o conmuto para ver si sería igual la reacción de quienes lo publican:

[…] alta calificación en matemáticas y pésima en dibujo.

– ¡Lo pondré de inmediato a tomar clases particulares con un profesor de dibujo!

Jodocosa: – Necio, ponlo de inmediato a tomar clases particulares con un profesor de matemáticas.

Pero ya el último párrafo, esa coletilla moralista y utilitarista me parece el remate del absurdo:

¿De verdad que todos servimos para algo? ¿Y ese algo no es lo mismo?

¿A nadie le suena esta última frase a repartición de roles preasignados en la sociedad?, en una sociedad ya no estratificada, sino directamente de castas, como la más tradicional de las hindúes, donde hay quienes sirven para la religión, quienes sirven para la guerra, quienes sirven para el comercio, etc.

A mí, que me paso la vida cuestionándome ¿Para qué sirvo? me parece de una vacuidad tal esta frase que ya sólo por ella no leería nada más de este Jod-ido.

Pero la pregunta no importa, el pensamiento crítico, la duda, es algo del pasado, lo importante es la respuesta, el saber, el saberlo todo… hay que ser más listo, más y más algo, el mejor dibujante o el mejor matemático… el más, el más… para conseguir el éxito.

Porque de eso se trata, de éxito, de ser el más, el que va a procrear, el que se quedará como líder de la manada, el que transmitirá su superioridad a la progenie.

Y a mí que sigue interesándome, con más o menos dolor agudo en las articulaciones, el fracaso…

laconsulta.giusseppe.net

laconsulta

Por fin he terminado (quedará algún fleco) el diseño y/o programación de la web del proyecto La Consulta: Caso 30.

He logrado que sea visible en todo tipo de dispositivos optimizando su visionado en todos ellos, así como en medios paginables (impresoras), haciendo incluso posible su impresión página a página sin separación de párrafos o bloques de preguntas y respuestas.

El color elegido para el menú superior de la versión móvil (para pantallas de menos de 750 píxeles) ha sido casual y no causal, dado que lo encontré en un ejemplo y me gustó. Lo mantuve porque creo que los móviles tienen cierta necesidad de color que, sin embargo, en las pantallas de ordenador resulta saturante.

En lugar de la utilización de una imagen para el famoso icono “hamburguesa“, preferí utilizar una letra griega (Xi) en mayúsculas, muy en consonancia con el resto del proyecto: Ξ.

Otro tema que me tuvo muy perturbado era el de usar un diseño que el posicionamiento de Google no viese mal (maldito SEO), lo que conllevaba dejar de utilizar, entre otras cosas, mis amados frames y framesets, óptimos para menús y pies de página o para ventanas laterales fijas, pero que dado el desarrollo del posicionamiento en pantalla mediante CSS parecen obsoletos, casi como yo.

Así que prescindí de ellos, pero había algo que no me gustaba de esta nueva forma y era el tener que repetir “código” HTML en cada uno de los ficheros o páginas estáticas de las que está compuesta la web en cuestión.

No quería pasar por la utilización de JavaScript (por dar soporte a los usuarios más paranoicos posibles) y barajé la opción de usar PHP o, incluso, algún tipo de aplicación en el servidor, pero me parecía realmente matar moscas a cañonazos. Terminé optando por una solución de compromiso que, no obstante, me resulta interesante:

Naturalmente, la sección correspondiente al footer, está resuelta de la misma manera.

La función creaheader() está definida en un archivo llamado laconsulta.js en el siguiente fragmento:

Y ya que estoy emocionándome con esto de mostrar códigos, mostraré también el que uso para organizar los diferentes bloques de reglas de estilo CSS3, un genérico consulta.css que incluye cuando procede los distintos archivos css (para pantallas de PC, para móviles, para impresoras):

Estoy especialmente orgulloso de haber sido tan detallista como para que la impresión de algo tan complejo como esos “acordeones” de preguntas y respuestas pueda ser realizada sin la ruptura de los bloques en páginas separadas, mediante la inclusión en el fichero acordeon.css de las siguientes líneas que evitan esa medida que habría ocurrido de manera automática:

Ahora sé que será una web poco visitada y que la obsesión por el posicionamiento SEO es absurda y ni hablar de las manías que vengo habiendo demostrado y mostrado durante este desarrollo, pero he aprendido bastante en el proceso y alguna de esas cosas será reutilizada en un futuro no muy lejano cuando tenga que remodelar la web de la Asociación Cultural Clave 53.

La Consulta: Caso 30

La Consulta Caso 30

El martes pasado terminé la web dedicada al proyecto La Consulta: Caso 30.

http://laconsulta.giusseppe.net/

Ha sido un trabajo agotador, además de autoexigente por pedirme a mí mismo que fuese realizado por primera vez sin atenerme a la típica estructura organizativa de FRAMESET que llevo usando desde que lo conocí allá por los comienzos de los años 90.

Es una estructura versátil y modular que permite dividir la pantalla (del navegador) en varios FRAMES asociados a “ventanas” en los que ir mostrando la información pertinente.

No obstante, de momento a Google Inc., el mayor dictador de las prácticas de programación HTML/Web (dictador en tanto que “dicta” las buenas prácticas de cara al posicionamiento, por ejemplo, pero las dictaduras modernas no son impositivas, al menos no de forma, aunque sí lo sean de facto), no le gusta que se usen frames pues sus herramientas de escaneo en busca de información significativa no recorre los distintos apartados de un FRAMESET, sino que se limita a buscar aquellos términos que están en la página principal.

Dice (y puede que me lo crea) que es por una cuestión de “eficacia” o velocidad pues no tiene tiempo para recorrer lo que serían muchas más páginas a clasificar o identificar. Esto será especialmente importante para quienes usan, como yo, Google Adwords, pues su SEO, Search Engine Optimization, (uno de esos infernales términos que invaden nuestro lenguaje) mejorará sustancialmente de usar a no usar los inteligentes frames.

En este proyecto más que en otros podría haber ignorado totalmentelas exigencias o demandas de ese gigante de la tecnología, pero también es cierto que quise aproximarme a esta forma “nueva” de programación (hablar de programación HTML siempre me da un poco de risa) en la que el posicionamiento de los menús, por ejemplo, se realice mediante puro CSS, pero claro, he tirado de position: fixed / absolute que luego es más difícil de redimensionar.

Ya de paso, como si eso no fuese suficiente, he querido que fuese una página “web responsive” o, lo que es lo mismo, que se vea bien en un móvil o pantallas de diversos tamaños y resoluciones. Esto es una verdadera tortura, pues son demasiadas. La mejor forma era la clásica que llevo usando décadas de posicionamientos relativos y tamaños porcentuales para todo elemento que se precie.

html5-estructura-01

¿Y qué más?

No contento con eso, decidí aprender las nuevas etiquetas del HTML5, un estandar que parece que ha mejorado bastante la creación de páginas HTML. También aposté por el CSS3, con sus capacidades de animación y dinamismo que han hecho de herramientas como JavaScript o, por supuesto, el propietario (Adobe) Flash, un recuerdo del pasado o reservadas para contadísimas cosas dentro de una web moderna.

Pero, por encima de todo, no quise olvidarme del contenido, un contenido que nadie leerá. Pero ahí está, un contenido que pensé innumerables veces imponer en un formato más analógico, más secuencial, menos interactivo, mucho más rígido y lineal: un libro en papel. Además, quizá así podría incluso venderlo o presentarlo en algún sitio o qué se yo.

Y no. No me convencía.

Ha terminado siendo lo que tenía toda la pinta que terminaría siendo:

http://laconsulta.giusseppe.net/

¿Cuánto costaría contar 3.541.653 garbanzos secos manualmente?

En cuanto al apartado de retribución o cálculo económico: he de decir que creí dejar claro que se trataba de una compensación vía un intercambio de tiempo, pero por simplificar, pues siempre es conveniente simplificar, podemos tener en cuenta un precio aproximado de unos 14 € / hora, incluyendo en este cálculo no solo el directamente relacionado con el conteo de garbanzos sino el derivado de la manipulación de la documentación exigida.

14 - garbanzos 2222

Para el salario debido he recurrido al INE que según un informe del año 2010 apuntaba un salario medio anual de 22.790,20 €.
Dividido entre 12, aporta un pago mensual de unos 1900 €/mes.
Repartido ese ingreso en 8 horas diarias y haciendo una aproximación de unos 17 días laborables por mes (incluidas vacaciones y fines de semana) aporta un total de unos 13,97 €/hora, sin incluir impuestos, ni seguridad social, etc.

Fuente consultada del INE: http://www.ine.es/prensa/np741.pdf

El número de horas trabajadas hasta ahora mismo en este empleo ha sido de 5 horas en los días de finales de febrero en dos bloques de unas 3 horas y dos horas, correspondientes a los días 24 y 26 de febrero de 2015 y unas 4 horas hasta ahora mismo a lo largo del día de hoy. En términos puramente eurotizados, esto vendría a significar un coste aproximado de: 9 horas * 13,97 €/hora = 125,73€.

El número de garbanzos contados hasta ahora ha sido de 5474 garbanzos en la primera serie numérica más 3702 garbanzos en la segunda serie numérica, arrojando un total de 9176 garbanzos.

Teniendo en cuenta el precio/hora calculado de acuerdo a esa obsoleta referencia, y la velocidad de conteo actual de garbanzos, se puede obtener una estimación del precio por cada garbanzo: 0,013702049, que podemos redondear a 0,0137 €/garbanzo. Con esta cifra en mente, puedo estimar el coste de contar 3.541.653, en unos 48.527,90 €. (El tiempo que se emplearía será aproximadamente, en base a lo conocido hasta ahora como una velocidad promedio de 1020 garbanzos/hora, en unas 3472,2 horas, que si se disponen en jornadas de 4h/día podría llevar a ser unos 864 días, repartidos en unos 3 semanales, que resulta el tiempo máximo que puedo dedicarle a este trabajo, serían unas 290 semanas, que si estimamos en unas 52 semanas anuales, podemos pensar en un pedido cuya duración rondaría los 5,57 años, sin tener en cuenta bajas médicas ni vacaciones).

No obstante, hay un par de gastos que no se han tenido en cuenta debidos a la mínima cantidad de ocasiones en las que ha sido menester proceder a los mismos y que hago saber para que conste que para cantidades mayores, serían requeridos, como son el coste de almacenamiento de los 3 kilogramos de garbanzos que incluían la cantidad de garbanzos necesaria, así como el coste de los mismos, que no he incluido por considerarlo una minudencia (2,15€) por la que no merece la pena discutir.

Espero haber satisfecho sus peticiones y que las fotografías sean de su agrado.

Un cordial saludo,

Giusseppe Dominguez
Contador (manual) de Garbanzos (secos)

Estimado Giusseppe

16 días mas tarde contestamos su correo referido a este encargo que usted ha tenido a bien realizar con tanto esmero, rigor y entusiasmo

No suele ser esta la norma de La Consulta, dejar que pase tanto tiempo entre un mensaje y otro, pero varias circunstancias han venido a solaparse una sobre otra y los días han ido cabalgando, mejor galopando, unos sobre otros.

Le pedimos disculpas por esta demora al tiempo que agradecemos el cumplimiento tan redondo (valga la doble redundancia) de la tarea.

Comunicarle que desde el momento que nuestro peticionarío recibe su encargo resuelto entra en un nivel de desconcierto del que aún no ha conseguido salir.

La perplejidad es múltiple pero fundamentalmente debida a los costes y cálculos derivados en la operación. Nosotros le hemos dicho que ha sido él efectivamente quien se ha empeñado en establecer una relación económica y que como tal debería asumirla. El remate han sido esos 48.527,90 € resultante del cómputo de los 3.541.653 garbanzos. Nunca se hubiera imaginado tal equivalencia. Es más, nos tralada la pregunta de si será finalmente más caro el cómputo que el coste de la materia prima. ¿Cuanto podrían costar esos 3.541.653 de garbanzos?. ¿Superior o inferior a ese 0,0137 €/garbanzo?. ¿Sería usted capaz de decírnoslo?.

Como el tema se ha complicado mucho desde entonces (no le vamos a cansar con los detalles). Hemos llegado a un punto de negociación que le transmitimos para saber su parecer. El ciudadano estaría dispuesto a pagar 50 euros por el trabajo realizado y los 75,73 euros restantes los asumiriamos nosotros, La Consulta, en concepto de intercambio de tiempo. Es la mejor solución que hemos encontrado ¿La ve factible?

Agradeciendo su dedicación y tiempo
Quedamos a la espera de sus noticias
Atentamente
La Consulta

Apreciados Consultantes,

No es precisa la menor disculpa por la demora que, de otro lado, no ha sido tan extensa.

Comprendo la perplejidad derivada de los costes de conteo garbancil, pero tanto como la perplejidad del número de horas estimadas, o días dedicados a ello, que abarcarían, para la cantidad de los 3.541.653 garbanzos, un total de entre 5 y seis años de mi vida. Lo que no deja de ser tremendo puesto que es asumir un compromiso que no sé si estaría dispuesto a realizar (o capacitado para ello) incluso suponiendo que se procediera al pago del mismo según las cantidades estipuladas.

En ningún momento se ha supuesto, como es natural, la estimación de costes pudiendo externalizar el procedimiento, puesto que se trató siempre de reducir los presupuestos prestados, así como de ofrecer un servicio dedicado, personal y con garantía de, llamémoslo, artesanalidad.

Evidentemente, el coste de la materia prima, no incluido en el cálculo del cómputo estimado en 48.527,90 €, podemos estimarlo, a grosso modo, teniendo en cuenta que se utilizaron unos 2,8 Kg de garbanzos de baja calidad que pueden conseguirse en torno a 1,5€/kilogramo, para la cuenta máxima de 2222 garbanzos, lo que apunta a un coste por garbanzo de: 2,8 Kg X 1,5 €/Kg / 2222 garbanzos = 0,001890189 €/garbanzo, que podemos redondear a un mucho más cómodo 0,0019 €/garbanzo. Con esta aproximación, el coste del material para contar de manera continua sin reutilizar los garbanzos un total de 3.541.653 garbanzos, apunta un resultado estimado de 6729,14 €.

Pero quizá un gasto a tener en cuenta considerable sería, debido a la especulación habida en esta ciudad sobre el precio del suelo, la derivada de la ocupación permanente durante esos 5,57 años de unos metros cuadrados que también podemos aproximar de la manera siguiente: 0,297 cm X 0,21 cm X 2 (DinA4) / 2222 Garbanzos = 0,000056139 metros cuadrados/garbanzo, de modo que 3.541.653 garbanzos ocuparían: 198,8 metros cuadrados, que podrían reducirse, teniendo en cuenta que el grado de amontonamiento aumentaría disminuyendo la superficie ocupada, pero no es esperable que mucho menos que la mitad, lo que conduce a un alquiler de un terreno no menor de 100 metros cuadrados (con suficiente volumen como para albergar los garbanzos mucho más amontonados) durante un periodo de 5,57 años.

Según la información disponible en http://www.abc.es/madrid/20150220/abci-precio-alquiler-piso-madrid-201502191746.html el precio medio de alquiler en la Comunidad de Madrid (y no tendríamos en cuenta los costes derivados del transporte si el lugar elegido no estuviese cercano a mi domicilio actual) es de 9,07 euros por metro cuadrado al mes. Con esta cantidad en mente, el precio de alquiler de un terreno no inferior a 100 metros cuadrados (posiblemente insuficiente para la tarea) durante 5,57 años X 12 meses/año, aporta un total de 60.623,88 €, lo que deja claro que, sea en lo que sea que se trabaje, es mucho más rentable, en estos momentos y en esta comunidad, dedicarse a alquilar viviendas o terrenos que a contar garbanzos, es decir, ser rentista.

En cuanto a la solución que proponen para realizar el abono de dinero en concepto de cuantificación del tiempo dedicado, me parece perfectamente satisfactoria pues cumple a rajatabla, sin intento de negociación mediante, con el presupuesto presentado.

A la espera de sus noticias, les envío un cordial saludo,

Giusseppe Domínguez
Contador (manual) de Garbanzos (secos)

Profesión: Peatón (I)

Orientado a estudiar el comportamiento de otros cuerpos móviles en el espacio (principalmente urbano) con la finalidad de reurbanizar la ciudad de acuerdo a necesidades que podríamos considerar más humanas, aunque es más una cuestión entrópica que humana propiamente dicha.

Retribución: 0.0002€ por paso realizado.

leviticopeaton

17/02/2015 11:29

Estimado Giusseppe

Hace unos días le pedimos nos ampliara información sobre tres profesiones que usted puede desarrollar. Nuestros demandantes no acaban de tener totalmente claro tanto los costes como el producto final.

En concreto hay una entidad interesada en su profesión como peatón pero plantean una condición que ha cumplir necesariamente: usted debería diariamente enviar el resultado del estudio, idealmente una combinación fotográfica y textual, y la entidad se comprometería a dar una formulación final al proyecto.

Así mismo, la entidad solicita un cálculo ajustado a la realidad de cuanto podría costar un recorrido diario. En función del mismo se le podrían encargar varios recorridos.

Quedamos a la espera de su respuesta
Atentamente
La Consulta

19/02/2015 11:31

Estimados consultadores (¿consultores?)

Lamento el retraso en la respuesta a este encargo, pero he estado sopesando el realizar el conteo de pasos con un podómetro instalado, por ejemplo, en un smartphone Android, en concreto he estado verificando el funcionamiento del Podómetro-Accupedo (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.corusen.accupedo.te&hl=es) y requería para su funcionamiento además de ciertas condiciones difíciles de mantener, como una batería a prueba de bombas nucleares, datos personales que no he sabido responder (mi peso/masa, que es un dato que desconozco desde los 14 años, edad con la cual posiblemente tenía una masa mucho más aproximada a las tres cuartas partes de la actual, si pudiese saber la que tengo con precisión).

Por otro lado, realizando unas pruebas preliminares, me he encontrado con que la aplicación (dada una masa elucubrada) es tan fácil de engañar que posiblemente daría unas medidas de pasos tan desajustadas de la realidad que harían inviable su utilización para facturar la cantidad debida.

Asumiendo una longitud aproximada de unos 0,7 metros por paso, el número de pasos promedio por kilómetro viene a ser 1428,571428571 (que podemos
redondear a 1430 pasos/km, sin pérdida de exactitud relevante). A un precio inicial de 0,0002 euros/paso da una cantidad de unos 0,286 €/km. Creo que igualmente podríamos (si se me permite) redondear a 0,3 €/km.

El estudio, pasados 27 día de un promedio de 4 km/día, da como resultado un total de unos 32,4 €, e incluiría un texto de unas 729 palabras describiendo la experiencia desde el punto de vista del orden y el desorden encontrado en los distintos recorridos durante los que se iría tomando nota mental o textual del proceso. (El precio del estudio está incluido en el precio por paso del proyecto)

Si se desean recorridos específicos con análisis particulares, puedo estar abierto a ulteriores negociaciones, pero el precio de oferta de 0,0002€/paso se vería incrementado, posiblemente, en un orden de magnitud.

Un cordial saludo,
Giusseppe Domínguez
Peatón Potencial.

19/02/2015 18:33

Estimado señor Giusseppe

Fascinante su manera de abordar la cuestión.
La entidad interesada, seducida por sus descripciones, da vía libre al encargo, aunque no tiene claro que vayan a ser 27 días.
La entidad se compremete a diez días y valorando los resultados podrá ampliar el encargo.
No tiene probema en que los paseos sean superiores o inferiores a los 4 kilómetros que usted plantea como promedio. La decisión es suya.
Además de las 729 palabras en el encargo está incluido material fotográfico diario, sin determinar el número de fotografías por paseo
¿Cuando puede empezar?

A la espera de sus noticias
Atentamente
La Consulta

24/02/2015 11:09

Estimados consultantes,

Debido a la acumulación de encargos y propuestas, adicionado al hecho de que he estado ausente (tan solo de Madrid), desearía relegar esta propuesta para que su comienzo tuviera lugar el día 2 de Marzo.
¿Tendría, la entidad interesada, algún problema o inconveniente en que los días solicitados, ya que no son 27 sino 10, no sean continuos, es decir, que se respetase la irrealización de la tarea durante los días de fin de semana?

Realizaré un mínimo de 3 fotografías y un máximo de 9 por cada día de camino. El promedio de kilometraje rondará siempre los 4 kilómetros diarios. El material fotográfico así como el informe sobre la entropía social, se entregará en la misma semana que el último de los días de peatonada. Entonces, también se valorará la cantidad a abonar.

Un cordial saludo,
Giusseppe Domínguez
Peatón.

04/03/2015 09:40

Estimado señor Giusseppe

Después de ocho días de conversaciones interminables la entidad interesada en su propuesta sigue sin entender “cómo es posible que se modifiquen las condiciones del planteamiento”. Se lo ha tomado realmente mal.
Nosotros hemos intentado quitarle, sin éxito, fuego al asunto.
De momento el asunto queda pospuesto
Una lástima para todos

Atentamente
La Consulta

04/03/2015 15:33

Estimadas personalidades de La Consulta,

Comprendo perfectamente que la entidad interesada deje de estar interesada aunque a partir de entonces comenzaré a referirme a la susodicha como entidad desinteresada, pero no comparto su opinión al respecto de que se hubieran o hubiesen modificado las condiciones del planteamiento o, mejor dicho, no entiendo a qué se refiere la entidad desinteresada en cuestión.

No obstante y sin fuego en el asunto del que preocuparse, doy por suspendido el encargo sin realizar ningún tipo de cargo o reclamación por el trabajo desarrollado hasta el momento ante la entidad desinteresada.

Un cordial saludo y hasta otra ocasión en que mis servicios como peatón puedan ser requeridos, se despide atentamente:

Giusseppe Domínguez
Peatón.

La Consulta: Aclaraciones

1.- ¿”Para qué sirvo” quiere decir qué talento poseo?

La respuesta breve sería “no”.

Me explico: Servir, de acuerdo a la RAE, en sus acepciones 1, 4 o 6 nos muestra que 1. intr. Estar al servicio de alguien. U. t. c. tr. […] 4. intr. Ejercer un empleo o cargo propio o en lugar de alguien. U. t. c. tr. […] 6. intr. Aprovechar, valer, ser de utilidad. Y en tanto instrumento, o útil, es algo que “requiere a otro”, a quien prestar el servicio, que en su acepción 20 nos dice ser una prestación humana que satisface alguna necesidad social.

En la última imagen de utilidad, está la relación con útil, instrumento o herramienta, útil como utensilio (Herramienta o instrumento de un oficio o arte), lo que me llevó a Oficio u ocupación, del opus-facere (hacer obra) cuya etimología lo traza hasta el lejano pre-indoeuropeo (PIE) op- (o(b)ra, producir en abundancia, trabajar) que se relaciona con

    op-

  • -us (obra, opulencia)
  • -(omnis)
  • -timus/ optimismo
  • -c(op)-ia Copioso, con-o(p)ra

Por cierto, también el j(ob) inglés tiene algo de ese servir, óp-timo.

Talento no tengo claro que contenga estas múltiples relaciones semánticas (aunque tiene otras muchas) y por tanto no, no es lo que quería decir.

Si hubiese de reformular la pregunta para evitar esta posible confusión, lo haría diciendo ¿de aquellas herramientas que puede que yo sea, cuál sería la que satisfaciese alguna necesidad social de manera que se desease valorar su apreciada utilidad?

Aunque, por otro lado, me alegra la confusión. Pues me ha llevado a indagar sobre los Talentos (que no tarentos, que también podría haber sido)

(Etimología de op-* http://etimologias.dechile.net/PIE/?op)

2.- ¿Cree usted en los talentos?

Hummm…. supongo que sí, pero según a qué nos estemos refiriendo. De nuevo etimológicamente, según la acepción 2 que ofrece la RAE, como aptitud me resulta algo muy creíble. Por no hablar de como moneda o unidad de medida (babilónico-greco-romana, creo). Parece ser que Talento en tanto Aptitud proviene de la Parábola de los Talentos del Evangelio de Mateo que me ha hecho descubrir un efecto curioso, conocido como Efecto Mateo que, simplificado sería «el rico se hace más rico y el pobre se hace más pobre». (http://blog.cronnection.com/es/consumo-colaborativo/la-historia-de-la-palabra-talento-de-una-moneda-una-aptitud/)

Aptitud que, en cuanto cualidad resulta una capacidad para “ser” bueno o idóneo realizando algo (de lo que no se dice si tiene o no interés social alguno).

Establezco un paralelismo entre aptitud-actitud de la siguiente manera

    • Aptitud (ser en sí) esencialismo, ser, to be, aptitud de ap(tare) de adaptar /ado, como termin(ado), pas(ado), pas(ivo)

vs

  • Actitud (ser para sí) existencialista, estar o hacerse, convertirse, to be-come, actitud de ac(ción), volición, volitivo/voluntad, de cara al futuro, act(ivo)

Aptitud de apto, ap-arejado, innato (nonato), previo a lo nato, de nuevo me conduce a la esencia, a la visión platónica del mundo. Soy más aristotélico, me temo.

3.- En caso afirmativo, ¿podría definir qué significa?

Talento en cuanto Don (extra-ordinario) me hace pensar en lo infraordinario (G. Perec) más que en aquel regalo divino… aunque ese Don /gift/, donar, do-(PIE), también me lleve a presente en cuanto regalo y así a presente en cuanto tiempo verbal, algo que se sitúa así entre la aptitud/pasado y la actitud/futuro.

¿Cómo podemos declarar algo como extra-ordinario? ¿desde dentro/intra-ordinario o desde fuera? ¿qué es estar fuera de lo ordinario? ¿existe una separación cualitativa, es decir, de cualidad o cuantitativa y en caso de ser esto segundo, ¿es mensurable??

Como alguien que se revela contra el criterio de autoridad, no me acaba de convencer esta acepción extra-ordinaria del talento/don. Pero quizá si alguna de las anteriores.

4.- ¿Tener talento en algo implica que este sea necesariamente remunerado?

Viendo “Talento” como un “potencial” (en potencia / Capacidad de producir un efecto) frente a “servicio” o la realización de un “actual” o acto que determina un trabajo producido (relacionado con el cociente entre potencia y el tiempo empleado) deriva en oficio/obra.

Potencia, de poder, (de *poti PIE), como en potestad, potencial, impoSible (de possi).

Me pregunto ¿cuáles son mis “potencial”es? ¿no son infinitos? ¿existe otro límite que el de la imaginación? Y si es así (que no lo sé) ¿tendría algún sentido remunerarlos? ¿con qué tipo de cuantificación, si son infinitos? ¿diferenciales/mónadas… infra-micropagos?

5.- En caso positivo ¿es justo [remunerar el talento]?

Ufff… la justicia (¿Justicia?) me supera/”supura”. En esta reflexión, me bloquea pensar en la relatividad moral o en la necesidad social de unos parámetros comunes más o menos aceptables… o todo lo contrario. Por otro lado, ese justo, me había conducido a un “just” inglés (por falsa traducción) que luego convertiría en “accurate” y ajustado… o bien determinado, frente a la difusa forma de remunerar aquellas actividades a las que vengo habitualmente dedicándome.

Si lo cambio por un mucho más liviano/subjetivo ¿Me gustaría?

La respuesta sería no.

Sería implicar que no tenemos infinitos potencial-es y que, de ese modo, son remunerables.

¿Estamos predestinados a ser árbol y solo árbol? Sé que es famosa la sentencia de “La semilla es árbol en potencia. El árbol es árbol en acto”, pero la semilla es alimento en acto (y semilla) y el árbol es leña en potencia y la semilla es (infinitas cosas concebibles) sujetapapeles en potencia y el árbol es pararrayos/sombrilla en acto (entre infinitos otros). Humano como soy, soy semilla, árbol y cualquier dios que se me ponga por delante.

Ahora bien, si hablamos de remunerar el despliegue social del desarrollo del talento… quizá estamos hablando del servicio.

(Acto y potencia: http://etimologiaspalomar.blogspot.com.es/2011/10/acto-y-potencia.html?m=1 )

6.- ¿Se puede servir en algo sin ser talentoso en ello?

Sí.

Aunque se sufrirá de falta de aptitud lo que se intente suplir con actitud. Pero si entre ese pasado/pasivo y ese futuro/activo se encuentra el presente/donado, quizá hay que volver a la idea de que el talento sea ese presente que ha de recompensarse o remunerarse (¿con talentos ;-)?)

7.- ¿Y si tiene un talento natural en algo de lo que es imposible recibir remuneración?

Sin entrar en el adjetivo natural, aunque en tanto don vendría a ser casi sobrenatural, o extraordinario (frente a natural/(normal)/ordinario), si no fuese la aptitud sino su ejercitación lo remunerado, entonces sí que ha de ser posible recibir remuneración.

En torno a re-munerar también he hecho mis indagaciones antes de atreverme a responder y me he encontrado su raíz en algo tan sugerente como un munus/muneris que es cargo/oficio/ob(ligación). Un munus que emparenta minicipius, munificencia, in-mune (en tanto libre de ob-ligación) y co-munus.

Munus-mune del latín “servicial” (que sirve), cumplidor de “su deber”, tiene la curiosa historia de provenir del PIE *mei (=cambio) derivando en intercambiar (=re-munerar)

Ese mei* desata un mei(t) (=muto / cambio) que per-muta y acaba en mutuo, como en apoyo mutuo, de Kropotkin.

El mutuus es intercambiar haciendo hincapie en la reciprocidad, al contrario que don-ar (del PIE do*) que resulta ser un “regalo sin reciprocidad”.

De nuevo, ese talento/don como presente/regalo puede acabar teniendo como retribución (ya no re-muneración) una don-ación, al contrario que el mucho más exigente “servicio” que ha de ser “re-munerado” aunque sea en forma de per-mutación de servicios/objetos/bienes…

Esta dicotomía me abre las opciones de buscar remuneraciones por mis servicios o donaciones para desarrollar mis talentos. (remunerar/servicios vs donar/talento)

8.- ¿Cree que debería haber otras personas que remunerasen nuestros talentos?

Casi respondida en la respuesta dada a la pregunta anterior, queda por establecer quién es ese “otro” u “otros” que, en reciprocidad, re-muneren los servicios prestados/pres(en)tados. Por no hablar de la mensura con la que se habrán de cuantificar las retribuciones o quizá, siguiendo el segundo de los caminos dicotómicos (donaciones/talentos). no esperar reciprocidad en el acto de don-ar (ya sea el despliegue activo del talento o su “recompensa”).

Otras personas deben, por tanto, remunerar los servicios o (¿deben?) donar para el desarrollo del talento.

En muchas ocasiones, siento que la visión que se tiene, por ejemplo, de la subvención de determinados sectores “productivos” está en esta segunda vía, pero exigiendo una prestación de servicio… lo que no corresponde con el comportamiento “natural” del talento/don, donación de aptitud.

No conozco, pero ahora lo tengo como tarea adicional, el libro Ensayo sobre el don, también conocido como El don o El regalo, (en el original francés: Essai sur le don. Forme et raison de l’échange dans les societés archaiques) de Marcel Mauss publicado por primera vez en 1925 que trata sobre los métodos de intercambio en las sociedades arcaicas. Curiosamente, creo que será fundamental en la remuneración en el futuro de servicios in-necesarios /paradigma del útil-inútil = poeta/artista.

9.- ¿Cuanta remuneración es necesaria para el futuro?

Después de un tiempo sin saber qué contestar viendo parpadear el cursor bajo esta pregunta, la personalizo y concreto: actualmente vivo con un promedio de unos 610 €/mes pero viene siendo algo escaso, sintiendo constantemente cierta desazón ante las perspectivas que mi envejecimiento va dejando entrever (para el futuro).

Pero en esta respuesta que relaciona remuneración con dinero es uno de los únicos lugares donde he hablado de talentos como unidad de medida.

Dado el trabajo que realizo (de unas 8 horas diarias de lunes a viernes laborables), en el entorno socio-cultural que habito, mi remuneración/retribución/salario/sueldo… o suma de talentos percibidos, debería estar cuantificada en torno a 1240€/mes hasta los 70 años y a partir de ahí retornar a unos 830€/mes o su equivalente a las 3/4 partes del mensual (tras las correcciones del IPC anual).

Pero podría cuantificarse una re-muneración mucho más adaptada al significado de la palabra en la que se intercambiasen por mis servicios unos servicios igualmente necesarios y cuantificables.

10.- ¿Como imagina un futuro blanco?

Obviamente, de todos los colores (del espectro de frecuencias electromagnéticas).

La Consulta: CASO 30

Una caja de cartón grisácea
alberga
tantas respuestas
que no sé ordenar.

El procesamiento de las respuestas
me puede ayudar
a comprenderme.

Comprenderme creo que será útil
para tomar mejores decisiones.

Pero de un tiempo a esta parte
tengo la sensación
extraña
de que lo que considero mejores decisiones
es aquello que está manteniéndome
dependiente de ordenar
demasiadas respuestas almacenadas
en una caja de cartón grisácea
mientras espero una caja de cartón grisácea
hecha, ex-profeso, para mí.

Contando Garbanzos

01 0056 garbanzos

02 0345 garbanzos

03 1044 garbanzos

04 0999 garbanzos

05 0007 garbanzos

06 0890 garbanzos

07 0655 garbanzos

08 1372 garbanzos

09 0018 garbanzos

10 0088 garbanzos

11 0002 garbanzos

12 0022 garbanzos

13 0222 garbanzos

14 2222 garbanzos

15 1111 garbanzos

16 0111 garbanzos

17 0011 garbanzos