Posa besos

Aprovechando la ingente cantidad del mismo que genero mediante los pedidos a tiendas de venta online, he hecho una tirada sobre cartón de PosaVasos que son:

POSA VASOS
POSA VERSOS
POSA BESOS
POSA PESOS
POSA SESOS
POSA QUESOS
POSA YESOS

Tienen la ventaja enorme de que son personalizables, baratos, desechables tras unos cuantos usos, pero al mismo tiempo ligeros, manejables, absorbentes, sencillos y estéticos.

Voy a seguir trabajando con cartón, que es un material estupendo y económico, en lugar de quejarme de lo elevado de los precios para adquirir material de soporte para imprimir, plastificar, fotografiar…

Tazas

Al fondo Netflix.
En la tetera altiva
una calavera.

Nos observan

Un último homenaje a una camiseta adorable

En esta época de banderas y abanderados, resulta curioso que dos de las camisetas a las que más aprecio tengo sean banderas:

La primera ha resultado ya muerta en combate tras exhaustivo uso día tras día, hasta que pasó algunos veranos siendo utilizada ya sin las mangas ni el cuello que habían sufrido un desgaste excesivo para aguantar un poco más junto a mí, es una bandera de Cerdeña que homenajea, ni más ni menos, su origen pirata, su famosa “patente de corso”/Patente de sardo, en este caso.

Al final devino en trapos para un postrero y, diríamos, póstumo uso. Pero ya no es una camiseta. No quise por menos que fotografiarla para mantener este último recuerdo de un recuerdo adorable que me trajo Carmen de Cagliari.

La segunda camiseta la compré en el Gure Txoko de Sydney y, por supuesto, incluye una ikuriña junto a una bandera australiana. Tan sólo me la he puesto (a la vista) un par de veces en Madrid y en ambas ocasiones he recibido improperios, asumo que por la ikurriña y no por la australiana.

Quizá por ello ha durado y sigue durando tanto tiempo. Le tengo un cariño especial porque fue una época importante de mi vida y el apoyo que recibí de la gente del Txoko no lo olvidaré nunca. Sigo usándola pero, como dice algún político, tan sólo en la intimidad de mi domicilio.

Refracción

Ley de Snell que estás en los cielos
santificada sea tu norma
de deformar los objetos
de una manera aparente
creando una bella ilusión
de desconcierto en el mundo
bajo la luz de las luces
refractándose en las lentes.

Aceite insumiso

Contra las rejas
el aceite insumiso
pasa las horas.

Texturas: Servilleta vs Madera

Sobre la tabla
la servilleta triste
rompe el silencio.

El paraguas

Crece en el tiesto
que le corresponde
como un racimo de uvas
bajo una parra de nubes
y va cayendo
al fondo del abismo
bajo tus ojos.

Última copa

última copa
sobre el manto dorado
llora penumbras

Cuestión: aunque el poema carece de una palabra evidente que referencie a la estación del año (kigo (季語)), sin embargo, el vino en copa, en mi caso, y el manto y lo dorado, así como la nocturnidad, dotan al mismo de una referencia a la estación otoñal que en algún momento aterrizará en Madrid.

Mirando el dedo

Ante la foto
la sangre de mi dedo
se vuelve roja.

Página siguiente »